Leña de Olivo

El árbol del Olivo es una especie de la zona mediterránea, cuyo nombre científico es Olacea Europaea. La densidad de su madera se encuentra entre 850-1120kg por metro cúbico. Es un árbol del que lo habitual es obtener la aceituna, siendo la leña de olivo de gran calidad y dureza.

Leño de Olivo
Leña de Olivo. La mejor para chimenea, barbacoa, estufa, cocina, etc…

NUESTRA LEÑA DE OLIVO

Ofrecemos de manera exclusiva la leña de Olivo por su dureza, calidad, rendimiento, poder calorífico y resto de cualidades que la hacen idónea para su uso en chimeneas, estufas, calderas, barbacoas y cocinas. Además de contar con una relación calidad-precio estupenda. Ofrecemos leña de Olivo sin raíz.

Medir la leña
La medida idonea para los leños se encuentra entre 15 y 20cm

LA MADERA DE OLIVO

El color de esta madera es ocre verdoso, dispone vetas muy irregulares de tono marrón pardo y de superficie fina. Los anillos de crecimiento son difíciles de diferenciar y poco visibles. El tronco es nudoso y muy apretado.

LEÑA PARA UN BUEN FUEGO

Es una de las maderas mas duras con un poder calorífico de 4.6 Kw/h. lo que la hace idónea para chimenea y estufa, además de su uso en barbacoa y cocina. Proporciona una combustión lenta y duradera con una llama corta de color amarillo muy hermosa de forma continuada. Su uso en chimenea es muy recomendable ya que el calor que desprende y su duración hace que su rendimiento sea alto.

Caracteristicas y propiedades de la leña de cada especie
Tabla resumen de las propiedades de la leña segun su especie

Por ultimo a tener en cuenta es la baja cantidad de ceniza que produce, lo que facilita la limpieza de nuestra barbacoa, estufa y chimenea.

LEÑA DE OLIVO PARA BARBACOA Y COCINA

La brasas que se obtienen son excelentes para barbacoa, además, su contenido en aceite produce un aroma muy agradable. Puede ser utilizada en cocina para guisos entre otras, además de barbacoa.

leña para barbacoa, carbon o leña, mejor leña para barbacoa
Barbacoa y cocina

¿CÓMO ALMACENAR LA LEÑA DE OLIVO?

Es importante almacenar la leña bajo unas condiciones que nos permitan protegerla no solo de la lluvia sino también de la humedad.

Por motivos de comodidad es recomendable almacenar la madera en un lugar cercano a nuestra chimenea o barbacoa y de fácil acceso, evitando así incomodidades, esfuerzos e incluso posibles accidentes.

Otro factor a tener en cuenta es la luz. Debe almacenarse en un lugar cubierto para protegerla de la lluvia pero bien ventilado, ya que el hecho de que el aire pase a través y alrededor de los leños en caso de estar cerca de una pared, lo que ayuda en el proceso de secado. También debe estar separada del suelo para evitar que la humedad de este se transfiera a la leña. Para ello puede utilizarse pallets alzados con ladrillos o apilarla sobre plástico para su aislamiento.

Leña aplida para conservacion
Leña apilada sobre ladrillos y cubierta para protegerla de la lluvia y humedad

En caso de que nuestro apilamiento de la madera este en el exterior es recomendable cubrirla con una lona o plástico por la parte superior para evitar que las lluvias y humedad nos estropeen nuestro combustible.

Una buena conservación y proceso de secado nos permitirá que nuestra leña ofrezca un mayor poder calorífico y rendimiento, así como disfrutar de un buen fuego.

Una medida de seguridad a la hora de su apilamiento es no superar los 1.20 metros de altura para evitar accidentes y daños personales.