Leña

Desde el descubrimiento del fuego se ha utilizado la leña como combustible.

Leña del arbol del Olivo
La mejor leña para calefaccion y cocina es la de Olivo

Puede haber cierta incertidumbre de cual fue el primer uso que se le dió al fuego; calentar, cocinar, iluminar o como arma. Siendo este combustible parte importante en la evolución de la humanidad.

TIPOS Y CLASES DE LEÑA

Se pueden diferenciar dos tipos de leña principales: maderas duras y mderas blandas. Siendo las primeras de mayor poder calorífico. Estos tipos no dependen de la densidad de la madera.

Siendo las maderas duras provenientes de especies de crecimiento lento, copa frondosa, de hoja caduca y semilla envuelta en cascara o recubierta por el fruto. En cambio, las maderas blandas suelen relacionarse con especies de crecimiento rápido, poco frondosas y su semilla desprovista de recubrimiento.

Estas características no siempre se cumplen, existiendo excepciones en algunas de las características en especies como el Olivo.

¿CÓMO COMPRAR LEÑA?

Se puede comprar leña al por mayor, a granel o fardos dado que actualmente existen nuevas técnicas de almacenamiento y logística, haciendo que el precio sea más económico.

Las maderas más utilizadas en España son: Encina, Roble, Haya, Olivo, Naranjo, Alcornoque y Pino, entre otras; siendo, algunas de ellas, autóctonas del litoral Mediterráneo.

OTROS COMBUSTIBLES ALTERNATIVOS A LA LEÑA

Existen alternativas a la leña como combustible: astillas de madera, pellets, briquetas, carbón (vegetal o mineral), restos de poda, virutas, etc. Siendo algunas de ellas de menor calidad por ser una mezcla o su rápida combustión.

Leña de Olivo de la mejor calidad
La leña de Olivo es una de las mejores leñas para cualquier uso

¿TODAS LAS MADERAS SIRVEN PARA ENCENDER UN FUEGO?

Todos los tipos de leña valen para encender un fuego, aunque no todas ofrecen la misma duración o limpieza. Si usamos madera de poca calidad, tardará muy poco en consumirse y ensuciará nuestra chimenea, estufa, cocina, etc. Además, el secado de la leña es importante ya que puede producir mucho humo debido a estar verde y a la humedad.

La combustión de la leña y la resina que contiene produce unos residuos entre los que se encuentran el hollín y la brea, que se adhieren a las paredes y caños (cañones) de las chimeneas y estufas, recomendando la limpieza por un deshollinador para evitar incendios. También produce dióxido de carbono (CO2) y se evapora el agua o humedad contenida que es desalojados por la chimenea. El residuo solido que queda es la ceniza.

Es importante que sea madera natural, que no haya sido tratada agentes químicos como; colas, plásticos, etc. Por este motivo no es buena idea quemar contrachapado o aglomerado y su poder calorífico es mínimo y deja mucho residuo, además de producir vapores tóxicos al quemarse.

¿CÓMO ALMACENAR LA LEÑA?

Leña aplida para conservacion
Leña apilada sobre ladrillos y cubierta para protegerla de la lluvia y humedad

Es importante disponer de un lugar adecuado donde almacenar la leña. Uno de los principales consejos es que debe ser un lugar cubierto, ventilado y desprovisto de humedad, cerca de nuestra chimenea, barbacoa o lugar de uso, y de fácil acceso para usted el personal que nos suministra el combustible.

Es importante que al hacer su pedido a la empresa indique con anterioridad las condiciones de acceso al lugar de descarga ya que el personal que realizara la entrega se encargara de colocar la leña y quede apilada en el lugar indicado.

¿POR QUÉ USAR LEÑA PARA COCINAR?

barbacoa con brasas y leña
Barbacoa utilizando brasas de leña

No solo es apta para calentar, es utilizada en barbacoa y cocina. Cada tipo de leña dispone de diferentes propiedades, capacidades y prestaciones, así como su particular olor, algo que hace que algunas de ellas sean recomendadas a la hora de cocinar barbacoas, paellas y otros guisos dándoles un valor especial a estas leñas debido al aroma y sabor que aportan a carnes, pescados, verduras y paellas.